• Marcos Águila

Bruxismo y dolor orofacial


Bruxismo

El bruxismo es el hábito involuntario mecánico de apretar los dientes, teniendo este una mayor incidencia durante la noche.

Existe desacuerdo sobre la causa del bruxismo. El estrés diario puede ser el desencadenante en muchas personas. Esto puede variar en función de la cantidad de estrés, la fuerza con la que se aprietan o rechinan los dientes, el desalineamiento de estos, la postura, la capacidad para relajarse, la dieta y los hábitos de sueño.

Aproximadamente el 40% de la población sufre este mal, incluidos los niños.

A consecuencia de la presión mandibular mantenida llega a ser una causa importante de desgaste de las piezas dentales pudiendo llegar a rotura o astillado. Ademas, puede ir acompañado de dolor mandibular, dolores de cabeza, cuello y hombros. Puesto que es una disfunción en la mecánica de la articulación temporomandibular (ATM) se deberá realizar un correcto examen esta, y determinar que musculatura está implicada y poder pautar un tratamiento.


Signos y síntomas más frecuentes

-Desgaste dentario. Deberá ser evaluado por un odontólogo.

-Dolor dental y muscular, sensación de cansancio, sensibilidad y rigidez mandibular.

-Como consecuencia de la hiperactividad y la sobrecarga muscular.

-En algunos casos de larga duración, hay un mayor desarrollo de la musculatura involucrada, pudiendo observarse a simple vista o de forma asimétrica.

-Dificultad o molestia al morder o masticar y chasquido al abrir o cerrar la boca.

-Dolor facial y de oído.


Objetivos del tratamiento

-Reducir el dolor para mejorar la calidad de vida del paciente. -Abordar las estructuras vecinas implicadas (hombro, columna cervical) para mejorar la relación entre ellas y la ATM. -Impedir la retracción y adherencias de las partes blandas de la articulación. -Mejorar la postura en general para disminuir la sobrecarga articular y muscular. -Restablecer la correcta funcionalidad y armonía entre las estructuras implicadas. -Educar al paciente en cuanto a su condición y brindarle consejos y herramientas para su autocuidado.


Tratamiento

El odontólogo deberá valorar cada caso individual, siendo habitual como primera medida una férula de descarga nocturna.

La fisioterapia puede ayudar relajando toda la musculatura y a eliminar las tensiones. Se evaluará que descompensación existe en la mordida e identificarán los músculos responsables. Se tratará la zona de la mandíbula mediante masoterapia y masaje endobucal (técnica intrabucal con guantes) y desbloqueará y se reequilibrará las articulaciones de apertura y oclusión desde el punto de vista de la osteopatía. También se pueden emplear técnicas como la electroterapia, utilizando un electrodo tipo "bolígrafo" para relajar la musculatura.

La psicología también puede ayudar a aliar la carga de estrés y mitigar los sintomas eliminando la raíz del problema, así como ejercicios de relajación o meditación.

Escríbenos:

© 2017 Fisioterapia Avanzada Curae.

  • Facebook Fisioterapia Curae
  • Instagram Fisioterapia Curae
  • Twitter Fisioterapia Curae
  • Google Maps Fisioterapia Curae
  • Linkedin Fisioterapeuta

Síguenos en las redes sociales.

Aceptamos pago con tarjeta y efectivo.